Soporte para seguir haciendo de costurera

Desde Barcelona nos llega la solicitud de una mujer de 60 años, separada y sin apoyo familiar. Costurera de profesión y con muchos años de experiencia, trabaja para tiendas de ropa y cosiendo para particulares. También imparte clases de costura. Nos pide un microcrédito para poder coger un nuevo local, ya que, por un problema con la inmobiliaria, tiene una orden de lanzamiento del local, donde trabajaba y vivía.

Le hace falta una ayuda para pagar una parte la fianza para entrar a un nuevo local, y Acció Solidària Contra l’Atur le concede una ayuda a proceso de inserción laboral de 1.000 € para este fin. Esperamos que, con este microcrédito sin intereses, que nos devolverá, pueda continuar con su trabajo, y así tener una vida digna.

Fondo de solidaridad

Si tú también quieres hacer realidad proyectos de emprendimiento como este …