Associació Alba, Premio Josep M. Piñol 2021 a la trayectoria

Este año ha recibido el Premio al Fomento de la ocupación Josep M. Piñol 2021  a la mejor trayectoria la Associació Alba. Es una entidad de iniciativa social que nació en 1975 en Tàrrega para ofrecer apoyo a las personas con discapacidad. Tiene como objetivo ofrecer una atención integral a todas aquellas personas con cualquier tipo de discapacidad, colectivos de jóvenes y niños, gente mayor así como otros colectivos en riesgo de exclusión, partiendo de sus necesidades y sus intereses y los de sus familias, con el fin de conseguir su máximo desarrollo humano y su máxima inclusión dentro de la sociedad.

El 1996 la entidad estuvo a punto de cerrar, pero el equipo de entonces, liderado por Maite Trepat (actual directora), consiguió dar la vuelta al proyecto hasta convertirlo en el que es ahora: una entidad de referencia en la creación de ocupación para personas con discapacidad (especialmente discapacidad intelectual y/o con trastorno mental) en las comarcas del Urgell y la Segarra, y también en la generación de ocupación en otros colectivos en riesgo de exclusión social (jóvenes, personas al paro de media y larga duración) en un territorio rural donde esta tarea es especialmente difícil. El 1996 la entidad consiguió crear el Centro Especial de Trabajo, y dentro de este hay el obrador de galletas «El Rosal”. Además, actualmente ofrecen servicios de limpieza, jardinería, cocina de colectividades, lavandería, y restaurante. El Rosal es hoy en día un proyecto de referencia de la economía social y solidaria y ha acontecido lo proyecte insignia de la entidad, con una marca independiente, consolidada y con proyección propia

«Els arrugats» de las galletas “El Rosal” son un ejemplo de como la imperfección puede llegar a ser un éxito. Cuando un trabajador del obrador, intentaba hacer barquillos le salían siempre arrugados y al final del día tenía montañas de galletas arrugadas. Pero un día la responsable del obrador se dio cuenta que aquellas galletas tan imperfectas ¡eran crujientes y buenísimas! Y decidieron ponerlas a la venta. Así fue como de un pequeño «fracaso» surgió la galleta que actualmente es su especialidad y que representa el 70% de la producción del Rosal. Actualmente El Rosal produce 8 variedades diferentes de galletas: el arrugado, el arrugado de chocolate, el arrugado de chocolate y praliné, el abanico, el abanico de chocolate, el barquillo, el barquillo de chocolate, el cubanito, el cubanito de chocolate, y la rosa de chocolate.

En total, a datos de 2020, hay 147 personas trabajando. Además, cuentan con el área de Enfoc desde donde ofrecen servicios de formación, inserción e intermediación laboral dirigidos a personas al paro y también a empresas. El 2020, se formaron 46 jóvenes en el programa de Nuevas Oportunidades, se consiguieron 46 inserciones en empresas ordinarias (4 personas con discapacidad) y 45 inserciones en centros especiales de trabajo (19 personas con discapacidad), y se realizaron 325 orientaciones, entre otros.

“Creemos que la ocupación es una herramienta indispensable porque las personas con discapacidad tengan las mismas oportunidades que el resto de la ciudadanía y porque adquieran autonomía, vivan con dignidad, sean felices y puedan hacer realidad sus proyectos personales.” Associació Alba.

Share This