No nos detendremos

Acció Solidària Contra l’Atur se creó en 1981 en un contexto de profunda crisis económica y social; y la consecuencia más dura fue una tasa de paro difícilmente sostenible.

Hoy, 40 años después, nuestro país vuelve a sufrir una situación similar, causada esta vez por la crisis sanitaria de la COVID-19 que nadie había previsto y que ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de la economía, de las empresas y de los sistemas de gobierno. Cuando lea este editorial, nuestro país estará comenzando a vislumbrar la luz al final del túnel. Sin embargo, en muchos países de nuestro planeta, la situación está aún muy lejos de ser controlada.

“Hoy, 4 de cada 10 jóvenes menores de 25 años están en paro.”

Como en las crisis anteriores, el impacto se está haciendo sentir de forma más virulenta en los países menos desarrollados, en las economías más frágiles y en las personas más vulnerables, y agranda las brechas entre ricos y pobres.

En nuestro país, la drástica disminución de la actividad económica, y especialmente del turismo, ha provocado el cierre de empresas y la desaparición de pequeños negocios, y ha dejado sin trabajo y con pocas expectativas los más vulnerables: las mujeres, las personas a partir de los 45 años, la gente sin formación, los inmigrantes y, de una manera más virulenta, los jóvenes. Hoy, 4 de cada 10 jóvenes menores de 25 años están en paro.

Acció Solidària Contra l’Atur nació hace 40 años con el propósito de ayudar a las personas sin trabajo y en riesgo de exclusión a generar su puesto de trabajo a través de la creación de una empresa y de un modelo de apoyo que pronto dio unos resultados muy esperanzadores.

En el marco de la reflexión estratégica que hemos estado llevando a cabo en los últimos meses, nos hemos marcado nuevos objetivos para llegar más lejos y ser cada día más eficaces en nuestra lucha contra el paro ayudando a hacer realidad nuevos proyectos y que nuestros emprendedores puedan mantener las persianas levantadas. Las campañas de captación de fondos que hemos lanzado y el compromiso de todas las personas que forman Acció Solidària Contra l’Atur harán posible que más personas puedan salir de la precariedad.

No nos detendremos.

Eugènia Bieto
Patrona de la Fundación