David Bayod de Barcelona ha decidido emprender con KAMEO, una plataforma online de venta de productos electrónicos. Él mismo nos lo explica:

¿Cómo empezaste con este proyecto?
Todo empezó hace un año y medio, que tal como me iban las cosas en el trabajo, tenía que hacer algún cambio, ya que no soy joven, y tenía que tomar alguna decisión para seguir dentro del mundo laboral y en activo.
Me di cuenta de que las personas del mundo «maker» tienen mucha necesidad de componentes electrónicos, y es un ámbito que está creciendo mucho. Aquí, en España, no hay un acceso a las compras directas, se debe comprar en el extranjero. Con dos compañeros decidimos hacer una empresa, y que en 24-48 horas se pudiera utilizar los productos con un precio razonable.

¿Qué es Kameo?
Es una plataforma de venta en línea de componentes electrónicos e informáticos. Mi idea es tener una gran cartera de componentes. En estos momentos tengo 1.200-1.300 artículos. Comenzamos 3 socios, pero ya hace 6-7 meses que estoy sólo con el proyecto.

¿Qué pasos has seguido para hacerlo realidad?
Si miro atrás, el año 2012 empecé a ir a cápsulas de Barcelona Activa, para estar al día y formarme. Conocí este servicio que ofrece la ciudad.
Una vez iniciamos el proyecto, lo hicimos todo allí, el plan de empresa, la creación de la sociedad, nos asesoraron y validar todo. Durante la búsqueda de financiación, nos hablaron de vuestra fundación, nos pareció una opción muy viable, y por eso nos pusimos en contacto con vosotros. No he ido a la banca tradicional a buscar apoyo económico.

¿Qué es lo más difícil de emprender?
Para mí lo más complicado es que empezamos tres socios, y cada uno se ocupaba de una parte del proyecto, del que era especialista, y yo en concreto tenía que encargarse del marketing y diseño, yo no sabía nada de ventas, y ahora me encargo de compras y ventas. No sabía nada del mundo comercial, he tenido que hacer cursos de formación y me está funcionando. Es lo que pensaba que me costaría más. El apoyo que podíamos tener entre los tres desapareció y suerte de la familia que siempre me ha ayudado.
También me ha sido muy difícil la burocracia, y toda la documentación que se debe presentar para tener la sociedad, es complicado. Suerte de la gestoría. Te has de asesorar bien, y recibir apoyo en este ámbito, tienes que delegar. No podemos entender de todo, pero sí debemos tener unos mínimos conocimientos.

¿Qué les recomendarías a futuras personas emprendedoras?
Yo les diría que no hagan caso del miedo. Todo ello da mucho vértigo y miedo, no sabes donde te estás metiendo. Apenas he arrancado, y empiezo a tener la sensación de que llegarán los frutos del trabajo que estoy haciendo. Hay que trabajar mucho.
Me gustaría en un futuro estar en un local, tener un almacén y personas trabajando para mí. Quiero que Kameo sea un negocio donde me sienta a gusto, y si puedo emplear a alguien mejor, y sobre todo que si sientan bien.

Hacer realidad este proyecto me ha supuesto un cambio radical en mi vida. El hecho de no tener nada, de no saber si ingresaré dinero, genera intranquilidad, pero espero en unos años haber ganado esta tranquilidad.

Con todo, una vez presentado el caso a la mesa de proyectos de Acció Solidària Contra l’Atur  y dado el visto bueno a la viabilidad del proyecto, hemos acordado conceder un préstamo sin intereses 8.000 € para poder financiar la compra de stock. A devolver en 36 meses. Con este proyecto se crea 1 puesto de trabajo.

Si necesitas adquirir algún componente electrónico, puede ir a: KAMEO

Si tú también quieres hacer realidad proyectos de emprendimiento como este …

Colabora haciendo una donación a nuestro Fondo de Solidaridad