Desde Barcelona nos llega la solicitud de un hombre de 45 años, casado y con cuatro hijos. Él empezó a trabajar en 2002 en la construcción hasta el año 2008. Desde aquel año todos los trabajos que ha tenido son esporádicos y muy precarios.

Su mujer perdió la residencia en 2012 por la crisis y tuvo que marchar a Azrou (Marruecos), porque se los había acabado el permiso de residencia y no lo pudo renovar. Intenta tener trabajos y ahorrar para enviar dinero a su mujer.

Este verano ha trabajado haciendo sustituciones de vacaciones en una empresa de control de accesos y cree que puede tener futuro en este campo y optar a un puesto de trabajo, pero le es preciso tener una acreditación para poder trabajar.

Acció Solidària Contra l’Atur le concede una ayuda a proceso de inserción laboral de 200 € para hacer el curso de control de accesos. Esperamos que con este microcrédito sin intereses, que nos devolverá, pueda salir de la precariedad en que se encuentra.

Si tu también quieres hacer realidad proyectos de emprendimiento como este…

Colabora haciendo una donación a nuestro Fondo de Solidaridad