El premio 2019 al mejor panettone artesano de España ha sido para la panadería «Cloudstreet Bakery» de la calle Rosselló de Barcelona.

El propietario, el mexicano Tonatiuh Cortés, recibió de la fundación Acció Solidària Contra l’Atur (ASCA) dos préstamos sin intereses, de 10.000 euros cada uno, para poner en marcha su proyecto.

En la panadería trabajan 12 personas y piensa ampliar la plantilla cuando abra un nuevo local, dentro de dos meses, en el barrio del Poblenou.

Los préstamos de ASCA nos ayudaron a consolidar el proyecto en una etapa muy difícil, hace 10 años, explica Tonatiuh Cortés. Además de los préstamos pudimos contar con la estimable colaboración y asesoramiento de dos voluntarios de la fundación que nos ayudaron a poner en marcha de manera profesional el proyecto, añade.

El Concurso el Mejor Panettone Artesano de España lo organiza el Gremio de Pasteleros de Barcelona cada año. Más de 40 establecimientos de toda España se han presentado en esta cuarta edición. El jurado lo componen reconocidos profesionales internacionales de la pastelería. Este premio es un reconocimiento a nuestra labor, humilde pero honesta y constante. También a la constancia, a las materias primas y a los procesos artesanales, concluye Cortés.

Tonatiuh Cortés es músico de profesión y llegó desde México a Barcelona hace 15 años. Al acabar los estudios de música medieval en la Ciudad Condal, cambió de profesión después de estar un año aprendiendo el oficio de panadero en la panadería Reykjavik. Se enamoró de un horno de leña antiguo con obrador en la calle Rosselló, donde abrió su propio negocio en 2013 manteniendo el espíritu artesano del horno antiguo. Cloudstreet Bakery es donde elabora de forma artesanal, y con su propia masa madre, todos los productos que vende, incluido el panettone premiado este año.

¡Muchas felicidades!