Martha Mariela Carrasco y Enrique Fernández de QUIOTE Restaurante – Mezcalería de Barcelona nos explican cómo han vivido la pandemia de la COVID-19 y cómo han reabierto su negocio.

¿Cómo funcionava El Quiote?
Antes de la pandemia de Covid-19, la evolución del restaurante Quiote era buena, íbamos aumentando bien tanto los clientes como el conocimiento por parte del barrio. Estábamos en una fase de crecimiento favorable. Las personas del barrio son las que más íbamos ganando.

¿Cómo os ha afectado la pandemia de la COVID-19?
Cuando empezamos a ver las noticias de China, ya nos pusimos un poco en alerta, y disminuímos los pedidos de algunos materiales. Cuando vimos que había llegado a Italia tomamos ya muchas medidas preventivas, y decidimos comprar lo que necesitábamos a diario. Vimos que todo se descontrolaba. Justo un día antes del decreto del estado de alarma decidimos cerrar por precaución.
Han sido unos meses complicados, hemos tenido que seguir haciendo pagos como los de los suministros, pero por suerte hemos podido renegociar y rebajar durante dos meses un 30% del importe del alquiler. El restaurante es el único ingreso que tenemos y todo ello ha sido complicado. Suerte de unos pequeños ahorros, del apoyo de la familia y sobre todo de los vecinos del restaurante que han comprado unos tickets que hicimos de pre-pago para consumir ahora cuando hemos abierto.

¿Qué os ha representado la ayuda #aixequempersianes de ASCA?
Para nosotros la ayuda extraordinaria de 2.000 que hemos recibido de Acció Solidària Contra l’Atur es lo que nos ha permitido abrir de nuevo. Hemos tenido que cambiar todo el sistema de funcionamiento interno, ya que ahora hacemos delivery, antes lo poníamos todo en platos, pero ahora todo lo servimos en cajas y bolsas. Hemos tenido que comprar este material, y darnos de alta en diferentes plataformas para abrirnos a este mercado. Desde el 7 de mayo, que reabrimos, hacíamos sólo take-away y delivery, y a partir de 25/05 ya hemos abierto la terraza.
Creemos que la
recuperación será complicada pero somos optimistas y trabajaremos para remontar el negocio y superar los efectos de la pandemia.

Así que ya sabéis, si queréis comida mexicana, la podéis solicitar a:

QUIOTE Restaurante-Mezcalería
C/ Calabria, 98
08022 – BARCELONA

Si tu també vols fer realitat la reobertura de petits negocis com aquest…

Col·labora fent una donació al nostre Fons de Solidaritat