Ahora más que nunca, trabajo decente

Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Las organizaciones que integramos la Iniciativa Església pel Treball Decent (ETD) reivindicamos, en esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el TRABAJO como un derecho y un medio idóneo para poder desarrollarnos y realizarnos como personas. El mayo acabó el estado de alarma declarado el marzo del año pasado a causa de la COVID-19. En plena pandemia hemos sido testigos y hemos sufrido mucha precariedad en el mundo del trabajo: carencia de equipos de protección, falta de medidas de prevención, personas teletrabajando con medios propios, personas en ERTE obligadas a teletrabajar, horas extraordinarias no retribuidas, precariedad laboral, etc.

Recuperar la “normalidad” no puede ser volver a la precariedad de antes. El trabajo es nuestra contribución singular y única a la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, sin explotación ni opresión de ningún tipo; es nuestra apuesta para crear comunidad respetando la dignidad de todo el mundo. El trabajo decente que reivindicamos tiene que permitir atender necesidades básicas, llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, el acceso a la vivienda, la seguridad y salud laboral, la participación social, etc.; sobre todo a jóvenes y mujeres, con altas tasas de paro, trabajos peor remunerados y de elevada rotación. Massa a menudo hay quién tiene que aceptar, por favor por fuerza, condiciones de trabajo muy injustas.

““Lo que más frustra y te hace sentir inseguridad es que te pidan experiencia pero no te den la posibilidad de conseguirla desde el principio por ser joven (Carmen, 23 años )”.

Por esto, en esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente, desde ETD reivindicamos:

  • Que el Estado y la Generalitat pongan todo el personal y las herramientas necesarias para asegurar el desempeño de la normativa sobre las condiciones de trabajo y prevención de riesgos laborales. Hay que evitar las condiciones infrahumanas en las cuales continúan viviendo y trabajando muchas personas temporeras en zonas horto-frutícolas.
  • Asegurar una ocupación de calidad en los sectores privado y público; disminuyendo la contratación temporal y parcial e impulsando la indefinida a jornada cumplida.
  • Medidas de formación y de orientación por personas al paro pero también por personas trabajadoras, especialmente por las sufren subempleo y precariedad en el trabajo.
  • La subida del Salario Mínimo, para ajustarse a las necesidades vitales de la sociedad actual. También las familias sin ingresos tienen que poder ir mejorante; con especial atención a los perceptores del IMV y la RGC, eliminando dificultades administrativas.
  • Modificar el Reglamento de Extranjería para evitar hacer recaer en situación de irregularidad sobrevenida las personas migrantes que quieren vivir y trabajar entre nosotros.

En una sociedad realmente desarrollada el trabajo es una dimensión irrenunciable de la vida social, puesto que no solo es una manera de ganarse el pan, sino también un canal para el crecimiento personal, para establecer relaciones sanas, para expresarse a sí mismo, para compartir dones, para sentirse corresponsable en el perfeccionamiento del mundo, y en definitiva, para vivir como pueblo.”
(Papa Francisco – Fratelli Tutti 162).

Los actos que este años participamos y organizamos son:

  • 05/10/2021 – L’atur, cosa de tots – Debate / Coloquio organitzar por Acció Solidària Contra l’Atur a las 17:00 h.
  • 07/10/2021 – Acto público en la Catedral de Barcelona a las 18:30 h.

 

Share This