Cuando Raquel Fuentes y Javier Vidal tuvieron a su hijo, empezaron a interesarse por la pedagogía Montessori, aplicándola en su día a día en su casa. Y en el momento de buscar escuela conocieron Montessori Village, un sistema educativo con un gran reconocimiento, avalado por seis franquicias previas y tres aulas matinales tipo “corner”. Raquel, nos explica el proyecto:

¿Por qué decidiste emprender?
Quería hacer un cambio de trabajo, para tener una mejor conciliación familiar, a la vez también quería tener una mejor estabilidad económica. Siempre tuve muy claro que quería emprender y vi que era el momento de hacerlo y abrir una franquicia de la l’Escola Montessori Village a Alella. Ambos tenemos experiencia, formación y aptitudes para gestionar este proyecto, y nos pusimos a trabajar activamente. El conocimiento, especializado en Montessori la hemos puesto en manos de profesionales especialistas en el tema: educadores infantiles, psicólogos y pedagogos expertos, que además me han estado formando antes del inicio de la actividad.

¿Cómo conociste Acció Solidària Contra l’Atur?
Para hacer el plan de empresa, los trámites y recibir asesoramiento, fuimos al IMPO (Instituto Municipal de Promoción del Empleo) de Badalona, ​​y allí nos hablaron de vuestra Fundación. Para iniciar el proyecto nos hacían falta 183.000 €, una parte los teníamos de recursos propios (capitalización del paro e indemnización del trabajo), pero lo que queríamos era tramitar el resto de financiación mediante economía social y solidaria, por eso tenemos un crédito y trabajamos con Triodós Bank, y finalmente contactamos con vosotros para conseguir la parte económica que nos faltaba.

¿Qué te ha aportado Acció Solidària Contra l’Atur?
Además de la financiación, y una vez me revisaron el plan de empresa y asignado los tutores de ASCA, estos nos asesoraron, orientaron y acompañaron en el estudio del proyecto. Encontramos errores en el plan de empresa, así como aspectos a mejorar. Tuve que trabajar mucho, pero ahora agradezco mucho, el apoyo y los conocimientos que me proporcionaron, y que me han ayudado a hacer realidad el proyecto. Una vez se presentó en la mesa de proyectos de Acció Solidària Contra l’Atur  se dio el visto bueno a la viabilidad del proyecto con la concesión de un préstamo sin intereses de 15.000 € a devolver en 3 años.

¿Qué ha sido lo más difícil de arrancar el proyecto?
Ha habido mucho trabajo, pero quizás el más complicado, como partimos de una guardería que ya funcionaba ha sido hacer comprender a algunas de las familias de años anteriores, nuestro método pedagógico.

¿Qué ha sido lo mejor de arrancar el proyecto?
Ver la felicidad de los niños cada día en la escuela y su evolución, de ver cómo funciona el sistema que aplicamos.

¿Qué consejo darías ahora a un emprendedor?
Que hay que ser muy valiente, pero que vale la pena, se sufre mucho, el primer año será duro. No hay que mirar atrás, hay que salir de la zona de confort y atreverse.

Desde Acció Solidària Contra l’Atur nos ha gustado el proyecto, ya que aplica un modelo pedagógico, las personas que lo impulsan están muy implicadas, siguen con un negocio que está en funcionamiento y crea cuatro puestos de trabajo, con previsión de crear más en función de la matrícula. Actualmente, hay seis profesoras, aparte de ella como gerente, por tanto siete puestos de trabajo, con perspectiva de ampliar el número en función del aumento de las matrículas.

Así que ya sabéis, si tenéis niños en edad escolar, los podéis llevar a:

Montessori Village Maresme: escuela bilingüe (catalán-inglés)
Para niños de 1 a 6 años
C / Verdaguer 6
Alella

Si tú también quieres hacer realidad proyectos de emprendimiento …

Colabora haciendo una donación a nuestro Fondo de Solidaridad