Alides Omar Laurencena de Sant Adrià del Besòs, ha sido propietario de una empresa de aire acondicionado industrial, pero cerró por impagos de clientes. Después de trabajar en varios puestos de forma temporal, entre ellos en un concesionario de coches, actualmente está en  paro. Siempre ha sido aficionado en el mundo de los coches, y hace años que se quería dedicar al sector del automóvil, tiene experiencia en la gestión, promoción y el trato con los clientes.

¿Cómo empezaste con este proyecto?
Yo quería mirar de acceder al traspaso de un taller mecánico pero no sabía muy bien cómo hacerlo. Buscaba un de taller de automóvil serio, viable, y conocí el servicio Reempresa. Desde allí me ayudaron a encontrar un taller mecánico en Terrassa que se traspasaba por jubilación del propietario. El local, propiedad del cedente fue construido y pensado para ser un taller de coches. Ya dispone del equipamiento necesario, como equipos de diagnosis, soldadura, elevadores y algunos recambios.

¿Cómo ves tu proyecto?
Quiero seguir con el negocio actual, que tiene 30 años de vida, ser un taller de reparación de coches. Querría satisfacer al cliente al máximo, manteniendo la clientela estable y regular que tiene y a ser posible ampliarla. Para hacerlo estaré yo, un mecánico y el cedente del negocio, que me ayudará de forma puntual para dar continuidad, puesto que está muy vinculado emocionalmente al taller y quiere hacer un buen traspaso. Esto me aporta mucha seguridad.

¿Cómo conociste Acció Solidària Contra l’Atur?
Fue a través de Reempresa y de la Cecot. En el momento de buscar la financiación para el proyecto me hablaron de vuestra fundación.

¿En que te ha ayudado ASCA?
Me ha transmitido mucha proximidad, al asignarme un tutor del proyecto, voluntario de la fundación, es quien me ha acompañado durante todo el proceso, me ha transmitido tranquilidad, puesto que hemos analizado conjuntamente todos los aspectos del negocio, y el plan de viabilidad del mismo. Dos cosas que el tutor me comentó que a la Fundación le gustaron mucho fue que seguía con una empresa en activo y que se creaban dos puestos de trabajo, y con la previsión el próximo año de ser 3.

¿Que ha sido lo más difícil de emprender hasta el día de hoy?
Lo más complicado ha sido el tema de la financiación hasta que conocí ASCA, ya que los bancos me ponían muchos problemas, y veía que no podría acceder al proyecto. Para hacer este paso, y poder pagar el traspaso del negocio, me hacían falta 47.000 €, más 6.000 por la fianza del local. Una parte de la financiación la aporto de la capitalización del paro.

¿Qué recomendarías a futuros emprendedores?
Que se atrevan pero con cabeza, no es un juego, todo se tiene que pagar, por lo tanto se tiene que tener la máxima seguridad posible que irá adelante el proyecto. Ir a lugares como Acció Solidària Contra l’Atur ayuda mucho, puesto que un tutor te acompaña en todo el proceso .

¿Cómo te ves de aquí a 5 años?
En un taller mecánico, trabajando mucho, y en pleno funcionamiento, y habiendo ampliado la plantilla con más mecánicos. En un futuro, querría ampliar a proyectos de restauración de vehículos.

Con todo, una vez presentado el caso en la mesa de proyectos de Acció Solidària Contra l’Atur y dado el visto bueno a la viabilidad del proyecto, hemos acordado conceder un préstamo sin intereses de 15.000 € a devolver en 36 meses destinado a pagar el importe de parte del traspaso.

Por lo tanto, si tenéis un problema con el coche, podéis ir a:

Tallers Lozano
C/ Josep Llimona, 36
08225 Terrassa, Barcelona

Si tú también quieres hacer realidad proyectos de emprendeduría como este…

Colabora haciendo una donación a nuestro Fondo de Solidaridad