Wioletta Agnieszka de Barcelona es conocedora del sector de la moda, y concretamente del sector de las novias. Ha detectado que el mercado está bastante limitado en marcas de moda nupcial españolas con unos precios elevados, y que no hay acceso a marcas internacional más asequibles.

Quiere abrir Grace Barcelona, ​​una tienda elegante multimarca de vestidos de novia, de fiesta y complementos, de las mejores marcas de diseñadores nacionales e internacionales en el barrio de Gracia de Barcelona, ​​concretamente en la C / Goya 7 de Barcelona. Es un local que hace esquina de unos 90 m2 Las marcas con que trabajará no se encuentran en ningún otro tienda en Barcelona y son: Justin Alexander, Ronald Joyce, Margaretta, Teri Yabar. También ofrecerá vestidos de segunda mano de otras marcas de las que sí hay tiendas en Barcelona, ​​con un antigüedad máxima de 2 años y que se encuentren en perfecto estado.

Habrá una modista que se encargará de ajustar el vestido adaptándolo a la talla y al gusto de cada persona que lo adquiere. Con este proyecto se crean dos puestos de trabajo.

Para poder hacer frente a todos los gastos iniciales, dispone de una parte de fondos propios, por otro lado ha pedido un crédito a Microbank, y por el resto nos pide una ayuda a Acció Solidària Contra l’Atur para poder acabar la reforma de local y comprar los stocks. ASCA le concede un microcrédito sin intereses de 12.000 € a devolver en 35 mensualidades para adaptar el local y comprar las existencias.

En febrero de 2018 hacemos una visita de seguimiento al proyecto de Grace Barcelona que se inauguró el mes de mayo de 2017. La tienda es agradable, muy cuidada, hecha con gusto y calidad, está muy situada en el barrio de Gràcia de Barcelona, concretamente al C/ Goya de Barcelona.

Las ventas en su inicio fueron buenas, pero de septiembre a diciembre bajaron, a pesar de que desde enero se están volviendo a recuperar. Todavía no se encuentran en las previsiones de ventas, pero se prevé un incremento y que pronto puedan estar dentro de la previsión. La Wioletta cree que harán falta de 2-3 años para consolidar el negocio. Su clientela es mayoritariamente de Barcelona y área metropolitana aunque a veces también tiene clientes extranjeros. El proceso y la decisión de compra de este sector son lentos. La clienta hace un recorrido previo por varios establecimientos, mira precios, compara producto, por lo tanto, es importante tener una oferta amplía, ofrecer calidad y saber conectar con el cliente. Es una venta muy personalizada.

El negocio está diversificado en tres áreas:
– Vestidos de novia (nuevos y de segunda mano), que es de donde proviene la facturación principal.
– Vestidos de fiesta (nuevos y de segunda mano).
– Vestidos para comuniones y complementos (zapatos/bisutería…).

Los productos que vende son de calidad mediana /alta y los precios oscilan entre 500 y 3.000 €. Para hacer difusión organiza acontecimientos para presentar las colecciones aparte de hacer actividades orientadas a mostrar a las novias como gestionar la boda, la decoración de la fiesta, la cosmética, las flores, etc.
Por la comunicación utiliza mucho las redes sociales especialmente Instagram y dispone de una página web muy bien diseñada, atractiva y completa. Ella misma se ha creado y diseñado la imagen de la marca propia, todo hecho con mucho cariño. Está en contacto con el sector del diseño y actualmente tiene 3 estudiantes en régimen de prácticas.

¡Ánimos y fuerza para seguir con el proyecto!