Las entidades Banco de RecursosRezero, junto con Càritas, Formación y Trabajo y Nutrición Sin Fronteras impulsan el debate sobre el modelo de reducción del derroche.

El 10 de mayo, Inma Noguera en representación de ASCA asistió ayer a una jornada de debate en Barcelona para divulgar algunas de las experiencias más innovadoras que hay en Europa en este momento en el campo del derroche alimentario.

Al acto se van se explicaron algunas iniciativas para vender productos de alimentación a punto de echarse a perder. Una de las propuestas es el proyecto “Debonprofit” que promueven las cinco entidades organizadoras de la jornada para dar una segunda oportunidad a la comida y que no acabe siendo inservible. Con este objetivo abrirán una o unas cuántas tiendas destinadas a proporcionar alimentos de entre un 50% y un 70% más baratos provenientes de grandes cadenas, superficies, hoteles, restaurantes y comedores que no los consumen y que por lo tanto se tendrían que tirar. “En las tiendas Debonprofit podrán acceder todo tipo de personas y la venta permitirá crear puestos de trabajo digno”, explican los impulsores.

Los creadores del proyecto Debonprofit ahora esperan que el Parlamento apruebe una ley para combatir el derroche alimentario puesto que la actual legislación es bastante restrictiva respecto a la comercialización de alimentos que pueden echarse a perder.
Así, por ejemplo, no se pueden vender productos que hayan pasado la fecha de consumo preferente o la fecha de caducidad.